domingo, 2 de octubre de 2016

UN MONSTRUO DEL AVERNO - Garay 2951

Garay 2951, las ménsulas que sostienen el balcón de la ochava, nos sorprenden, por suerte, en una mañana soleada. 




El rostro de extrema desesperación, nos interpela.


 



Curiosamente hay cansancio en los ojos ciegos, un adormecimiento que se percibe cuando se observa su perfil




 
El hombre- león o el león-hombre, ¿Comienza a resignarse con su suerte? ¿Ingresa al Averno?  ¿ Se deja ir, mientras lanza su último grito al mundo? ¿Qué mundo? 







El de los paseantes, que bajo la protección de San Cristóbal, se atreven a mirarlo, a compadecerlo, a identificarse con sus penurias e ilusorios bálsamos.




                  
                          La casa en la esquina de Garay y Oruro, con sus monstruos y sus rejas
                                                                          maravillosas






                                              Balcón con signos de infinitud y otra versión del rostro




                                                            El monstruo descansa






©  Peña de Historia del Sur- Ana di Cesare y Margarita Paroli
© Fotos: Ana di Cesare
Queda prohibida la reproducción del material fotográfico sin autorización de sus autoras



1 comentario: